Habitualmente creemos que nuestros cerebros son una creación perfecta, y que nuestra capacidad de razonar es inmensa. Nada más lejos de la realidad. Somos primates con una habilidad limitada para razonar.

Por lo común solemos dejarnos llevar por nuestra esencia animal, como cuando sentimos miedo sin fundamento o sobrerreaccionamos.

Nuestros cerebros son el resultado de sucesivas evoluciones que han ocurrido generando parches.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s